miércoles, 15 de julio de 2009

la importancia del "Ambiente Fisico"

EL AMBIENTE FISICO


El ambiente es una construcción social, es decir, el resultado del trabajo, la intención y la interacción de los hombres en el transcurso de procesos complejos y contradictorios.Uno de los aspectos fundamentales que sostienen la labor educativa , se concibe en el aula como un ámbito que proporciona experiencias e influencias que condicionan los procesos de aprendizaje.
“El ambiente es visto como algo que educa al niño; en verdad es considerado un tercer educador ,. precisa ser flexible, debe pasar por modificaciones frecuentes... a fin de permanecer actualizado y sensible a las necesidades de ser protagonistas de la construcción del conocimiento. Todo lo que rodea a las personas o lo que utilizan –los objetos, los materiales y las estructuras- no son vistos como elementos cognitivos pasivos, sino por el contrario como elementos que condicionan y son condicionados por las acciones de los individuos...” (Edwards, Gandini, Forman.1999. p. 157)
“El espacio y el mobiliario son así puestos al servicio de la enseñanza y no las posibilidades de enseñanza condicionadas por el espacio y el mobiliario disponible. Sabemos que esta propuesta no es sino un desafío para el docente, implica un esfuerzo y un uso distinto del tiempo que debe ser previsto a la hora de planificar actividades. La optimización en el uso de los espacios requiere a su vez de un trabajo cooperativo y planificado por todos los integrantes de la institución. Del mismo modo que las docentes organizan la alternancia en el uso del patio, deben considerar también la posibilidad del uso de pasillos, del salón de usos múltiples, del salón de actos o mobiliarios que permitan a un grupo desarrollar una actividad en mejores condiciones.
Si los niños son los verdaderos protagonistas de la institución, todos los espacios pueden ser posibilitadores de experiencias de aprendizaje, siempre y cuando los docentes los acondicionen para cumplir con este propósito.

“Los espacios pueden albergar distintos escenarios. Colgar telas, tiras de papeles, cintas, de las paredes, o colocar sogas cruzadas en lo alto, son algunas de las propuestas que habilitan actividades de expresión variadas que los niños disfrutan intensamente, en la mayoría de los casos.
Colocar almohadones o colchonetas en el piso para jugar descalzos en los momentos más cálidos del año incentiva el desarrollo motor de modo singular. Asimismo, el uso de elásticos, sogas posibilita un juego motor que el niño encuentra en el Jardín .

Es necesario que el niño conozca y reconozca su sala como así mismo la ubicación y función de las distintas dependencias que integran la institución educativa .
Un ambiente físico , alegre, calido, con estética de buen gusto, influirá positivamente en la tarea diaria por ende para el desarrollo de los aprendizajes., hacer que el niño se sienta seguro , en su permanencia en el jardín , posibilitando de esta manera el desarrollo de la independencia .
El ambiente físico debe ser un espacio áulico organizado , ya que este es un condicionante en los procesos de enseñanza y de aprendizaje, ambientado con una cierta sensibilidad estética que además de hacerla agradable para su estancia en el ,”eduque” la sensibilidad estética y artística de los niños.
La organización del espacio hace referencia al ambiente –escenario que incluye el mobiliario y los materiales , en el que se realizan las actividades. Es que de esta organización forman parte todos aquellos materiales(objetos, instrumentos, herramientas juguetes) que apoyan el desarrollo de la propuesta didáctica .
Entendiendo que los materiales adquieren sentido en el marco de la propuesta didáctica , dado que ninguno de ellos por si mismo retiene el atributo de educativo Esto implica que lo que hace didáctico a un material , y por lo tanto capaz de incidir en los procesos de aprendizaje mejorando su calidad , no es el material en si mismo , sino la forma en que el docente lo utiliza.
El ambiente físico , organizativo (espaciales y temporales), vincular, social,curricular,configuran cada situación didáctica. Este debe reflejar los principios básicos que orientan la practica diaria , haciendo referencia a una escuela abierta , fomentando una comunicación de este estilo con la comunidad , haciéndolos participes de los acontecimientos , trabajos y novedades de la institución.
“Un tema clave para garantizar la comunicación con las familias en el Jardín es el uso de las carteleras, que en más de una ocasión se convierten en la cara visible del Jardín para las familias y la comunidad. Es importante revalorizarlas, considerándolas como oportunidad y no como una carga. La distribución en paneles habilitará al abordaje de los temas relacionados con las efemérides, la propuesta de trabajo institucional o podrán abordar otros temas importantes para la comunidad. Así, la cartelera se convierte en un espacio privilegiado para abordar las temáticas ambientales, laborales, del cuidado de la salud, la prevención de accidentes o alguna situación difícil de un distrito. En este caso, la institución adopta criterios acordes con la política educativa y asume posiciones que la sitúan como agente social responsable de la transmisión de cultura. Al mismo tiempo, se propondrá que de modo permanente, si el espacio lo permite, se expongan los trabajos de las distintas secciones, las novedades del grupo, etc. Algunas carteleras pueden estar dispuestas en algún sector de la institución a la altura de los niños.
El espacio en este marco se constituye en un factor preponderante del aprendizaje favoreciendo el desarrollo integral de los niños. No se limita a las paredes del aula, por el contrario involucra a todos los espacios, externos e internos, su decoración y mobiliario.
Siguiendo a Frabboni, entendemos por “ambiente alfabetizador al territorio vital donde el niño realiza sus interacciones, el ambiente constituye la fuente de estímulos para la actividad del niño y participa de manera muy importante en su desarrollo, dado que facilita y promueve determinadas acciones y actitudes, condiciona de algún modo un determinado tipo de intercambio y conductas e inhibe y dificulta otras”
El ambiente es parte de uno y uno es parte del ambiente. Se trata de un complejo entramado de relaciones y no sólo de una escenografía o paisaje, como un telón de fondo en el que se desarrolla nuestra vida. El ambiente es complejo, diverso, no es una categoría abstracta válida para todo tiempo y lugar. Aún en una misma provincia, zona o región el ambiente se presenta en toda su diversidad. Del mismo modo el ambiente no es igual para todas las personas que viven en el.

El espacio interno y externo debe promover la apropiación de saberes a partir de situaciones didácticas QUE ORGANIZA EL DOCENTE.
El espacio interior , la organización de la sala en sectores posibilita la realización de acciones diversas y simultaneas y deja traducir el estilo didáctico adoptado , pues los espacios no solo se componen de elementos físicos sino que generan y muestran las interacciones del grupo. Estos espacios serán contenedores de materiales El ambiente seleccionado por la docente en relación al material didáctico debe ser criteriosamente planeado , guardando una distribución funcional .Los materiales que tienen que ser suficientes , están en directa relación con los intereses de los niños y varían según las distintas etapas de aprendizaje . El fácil acceso a ellos contribuirá a brindarle seguridad al niño y favorecerá la autonomía del niño.
.Los docentes a través de su permanente y objetiva evaluación , es la responsable de determinar que materiales ya no son estímulos para el grupo , debiendo reemplazarlos inmediatamente por otros que promuevan el interés y estimulen la actividad .Estos materiales deben ser presentados en formas graduadas según el progreso de los niños.
El orden que supone que cada cosa tiene su lugar deberá ser siempre respetado .El respeto por el orden , cuidado y conservación de los materiales ayuda a crear un clima de seguridad y bienestar muy necesarias para un armonioso desarrollo infantil, favoreciendo la adquisición de hábitos.
Dada la importancia del material didáctico en el desarrollo intelectual del niño , es responsabilidad de todo el equipo docente el hecho de acrecentar , variar , reemplazar y cuidar del mismo.
El espacio exterior también debe ser cuidadosamente diseñado no solo en su aspecto estético sino en lo que respecta a las medidas de seguridad, todos los miembros de la institución deben estar atentos respecto de la prevención de accidentes y a los recursos disponibles de la institución.
El equipo de aparatos estimula la actividad social, desarrollo físico y experiencias de aprendizaje de razonamiento y percepción. El rol del docente es acompañar al grupo de niños en todo momento , brindándoles estimulo y provocando situaciones de conflictos, podrá observar dificultades y habilidades motoras. El espacio exterior también posibilita aprovechar los recursos naturales, favoreciendo el contacto directo del niño con la naturaleza, fomentando la investigación.
La institución escolar , según sea su distribución , cuenta también con otros espacios cercanos a la sala como el uso del hall, pasillos, galerías, patio cubierto, para ampliar o extender el espacio del aula .

“El ambiente sonoro es otro de los factores que la institución debe cuidar. Los niños y adultos viven hoy en ambientes con ruido mayor de lo deseable en intensidad y persistencia. El jardín es un lugar de concentración de muchas personas, lo cual provoca un aumento del ruido que atenta contra la salud de los que habitan la escuela. “Los niños en edades tempranas se expresan con mayor fluidez cuando los ambientes son silenciosos; por lo tanto, el espacio con alta concentración de ruido no favorece su expresión. Intentar atenuar el ruido puede ser una de las soluciones. Adecuar el sonido de la música que se escucha en los distintos espacios atendiendo a que es escuchado en otro lugar; propiciar que “los niños hablen en un tono que no invite a hablar a los gritos, son algunas de las medidas concretas que podemos adoptar en función de atenuar la intensidad del sonido ambiente. La sala es un espacio privilegiado para trabajar estas inquietudes, ya que es un aprendizaje social hablar sin gritos, habilitando la inteligibilidad de la palabra. En este sentido el docente intervendrá en las propuestas cotidianas; y al mismo tiempo, cuando la realidad de su sala o de la institución así lo plantee, organizará proyectos para trabajar esta situación, convirtiéndola en situación de enseñanza, que en muchos casos trasciende los muros escolares para comprometer y comprometerse junto a la comunidad en el diseño de acciones concretas de impacto hacia el interior y el exterior de la institución.

El espacio ya no es un lugar donde se trabaja , no es tampoco solo un lugar facilitador sino que se constituye un factor de aprendizaje y el material con el que trabaja el docente es previamente planificado ya que estos se seleccionan de acuerdo a los contenidos intencionales para la adquisición de conocimientos.
.El ambiente debe ser tomado como un lugar alfabetizador , pues el modo como utiliza el espacio, los lugares en los cuales se ubican los niños , los materiales, la ambientación general , contribuyen un incentivo para el aprendizaje , donde los espacios internos, externos sean vividos , explorados , recreados y construidos por el sujeto de aprendizaje.
Como dice Zabalza “…el espacio en la educación se constituye como una estructura de oportunidades . Es una condición externa que favorecerá o dificultara el proceso de crecimiento personal y el desarrollo de las actividades instructivas…”
Es por ello que los docentes deben reflexionar acerca de cómo es el entorno en el que desplegan su tarea. Es a partir de lo distinto que es posible pensar en lo propio, convertirlo en objeto de conocimiento, interrogarlo en busca de nuevas respuestas. Esto tiene implicancias didácticas que se vinculan a las palabras de Frabboni quien propone “ver el ambiente con otros ojos” (Frabboni y otros, 1980: 35)
[1].

Una institución que promueve la cooperación facilitará el uso generoso de los espacios, promoviendo que los niños se muevan dentro de estos ámbitos de manera segura. Los espacios se habitan y viven de modo sensible: docentes, niños y familias pueden hacer que las instituciones se conviertan en espacios que los cobijen cada día, que afiancen su filiación con la institución escolar”.


1 comentario:

  1. GRACIAS POR ESTE MATERIAL, LO ESTAMOS UTILIZANDO PARA UNA COMPAÑERA QUE ESTA RINDIENDO PARA INSPECTORA. MUY COMPLETO.

    ResponderEliminar